El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

"Siempre vendí la imagen de bomba sexual, pero soy un poco pudorosa"

11 de Abril, en Espectáculo

"Disfruto de mi cuerpo, juego, pero trato de no vender sexo. Soy un poco pudorosa. De hecho, mi mamá me dijo que me va a tirar las bombachas, porque uso vedetinas o culottes", reveló la rosarina Macarena Lemos.


La hermosa modelo rosarina está en su mejor momento. Macarena Lemos se sumó a la octava generación de Combate donde formó parte del equipo Verde y, según confiesa, gracias al programa tiene un mejor cuerpo y más curvas. Solterita y sin apuros, la rubia asegura no tener novio pero sí un montón de candidatos. "Fui al casting a acompañar a Coty Alvarez, que es muy amiga mía, me vieron y me quisieron probar a mí también. Entré y sigo siendo muy mala con los juegos. Pero bueno, me supero día a día. Nunca imaginé que me iba a quedar sin pelo, ni que me iban a salir callos en las manos o me iba a quedar la piel seca por el cloro, pero me pasó todo eso, ¿Y sabés qué? Me la banco", arranca.

 


 

 -¿Cómo manejás eso cuando trabajás con tu cuerpo y con tu imagen?

-Fui la primera en quedar eliminada y ahora me recuperé y vuelvo. Me encantó la experiencia y hay un grupo humano muy lindo. Combate va más allá de una competencia. Los conductores son buena onda, me quieren y los quiero a todos. Se nota que no hay ni modelos ni vedettes.

-Al ser conocida, ¿no te tienen envidia?
-Tengo un nombre pero no dejo de ser yo, compartir y hacer todo con los demás. No te prejuzgan. Son chicos que se dedican al deporte.

-¿Sentís que te cambió el cuerpo?
-Sí, un montón. Nos entrena Tito Speranza y Combate me dejó una buena alimentación en la que se evitan las harinas. El peso lo llevo con tranquilidad pero más allá de eso tengo que cuidarme porque es lo que vendo. Al margen del programa estoy ahora estudiando para ser martillera pública, y es loco porque a lo largo del día voy cambiando de facetas. Salgo producida, después me pongo la calza y a la facu a la noche voy de camisa y corbata.

-¿Cómo reaccionan tus compañeros cuando te ven?
-Por suerte, hay algunos que saben que soy conocida pero no me preguntan nada. Y yo tampoco hablo porque me da vergüenza. Bah, es separar lo laboral de donde voy a buscar un título. Mis compañeros se ríen porque yo no hablo de nada.

-¿Por? ¿Fuera de cámara sos más tímida?
-En realidad, soy más tranquila. De hecho, a mis profesores les miento porque en el primer día que nos tocó presentarnos y decir de qué trabajábamos, como son personas bastante mayores y no ven Combate, les dije que me gano la vida en una tienda de ropa. Si se enteran, bueno, me justifico diciendo que me da un poco de pudor. En el colegio también era así. Siempre quise separar lo que hago en los medios de mi vida personal. El programa da mucha popularidad y todavía no me acostumbro a ir por la calle y que me pidan fotos.
-Pasaste de la bomba sexy desfilando y posando a trabajar para un público más juvenil.
-Siempre vendí la imagen de bomba sexual, pero cuando me conocen se dan cuenta de que no tengo nada de eso. Disfruto de mi cuerpo, juego, pero trato de no vender sexo. Soy un poco pudorosa. De hecho, mi mamá me dijo que me va a tirar las bombachas, porque uso vedetinas o culottes. Para mí son lo más cómodo que hay.

-En este momento, ¿estás en pareja?
-No, estoy soltera y disfrutándolo. Pero la verdad es que no tengo mucho tiempo. Tengo mis enamorados, que los cuido, pero sin título. Soy una soltera codiciada porque mientras más decís que no querés título más te buscan y te traen el cielo y las estrellas.
Fuente: Paparazzi.

 

 

Comentarios